Método Verbotonal

El Método Verbotonal es la aplicación del Sistema Verbotonal al ámbito de la sordera.

El Método Verbotonal considera todos y cada uno de los "actos del lenguaje" como "actos de comunicación". Estos actos no son sólo la mera producción fónica, sino la puesta en práctica globalizada del lenguaje como estructura en la que intervienen no solo los elementos típicos de la cadena de comunicación:

  * Emisión--Transmisión--Percepción--Reproducción **  

sino también los elementos que sirven de soporte al acto de la comunicación:

  • El cuerpo como emisor y receptor del lenguaje.
  • Ritmo y entonación como estructuradores del significado.
  • Expresividad y afectividad inherentes al lenguaje.
  • Tiempo y Pausa como elementos activos de la  cadena fónica.
  • La unión que los liga a un contexto semántico definido.

Para el Método Verbotonal el habla es ante todo comunicacíon, además de ser contemplada simultaneamente como uno de los polos que desarrollan el "pensamiento".

Este Método establece un paralelismo entre los procesos de adquisición del lenguaje en el niño deficiente auditivo y los procesos del niño oyente.

El Método VT establece que la percepción auditiva es el principal eslabón en la cadena la de comunicación. Si esta percepción está dañada, el habla se verá afectada y la emisión de ésta se producirá de forma incorrecta.

La teoría en torno a la percepción acústica, es uno de los principios fundamentales del M.V.T. pero entendiendo ésta como algo global no como una función estricta del oido. La percepción  acústica global (corporal, osea, vibrotactil, espacial, visual y cocleo-vestibular) es la que realmente puede favorecer una adquisición normalizada del habla.

También debemos entender la percepción acústica no como la percepción sucesiva de cada uno de los elementos sino como una percepción discontinua del mismo.

El proceso reeducativo se inicia, en la mayoría de los casos, incidiendo sobre las frecuencias bajas,que suelen ser las mejor conservadas en sorderas  perceptivas, cuando está afectada la coclea ó el nervio auditivo.

Después de muchas investigaciones, Guberina y su equipo han comprobado que las frecuencias bajas son las que mejor transmiten los elementos suprasegmentales del habla. Por lo tanto es fundamental el aprovechamiento de estos restos auditivos y su utilización en la rehabilitación y en la estimulación precoz.

En el caso de los deficientes auditivos la mera ampliación de los sonidos puede enmascarar estos     e incluso impedir su reconocimiento, percibiendo tan solo ruido. Atendiendo a que la percepción acústica del deficiente auditivo opera con leyes autónomas, el M.V.T. delimita para cada persona deficiente auditiva una zona frecuencial óptima que le ayudar;a a percibir y emitir mejor su habla. A esta zona la denominamos "Campo Optimo de la Audición". Este campo no es el mismo a lo largo de la rehabilitación, pues va cambiando y ampliandose.